NOTICIAS
 
Los cristianos celebramos a un Dios vivo2017-04-17 08:13:36
Orizaba.- Cristo resucitado transforma realidades, por eso la Pascua es para los cristianos un gozo que anima y fortalece, se renueva nuestra vida; nosotros no buscamos a Dios en el lugar de los muertos, dijo Monseñor Eduardo Cervantes Merino en su homilía al celebrar la Solemnidad del Domingo de Resurrección.
 
Precisó que Jesús está en la vida, en el amor, la alegría, donde hay proyectos de vida, ilusiones,  felicidad, donde se busca la armonía, donde hay creatividad, es nuestra alegría y de eso nos da testimonio  María Magdalena que es Apóstol para los Apóstoles, pues es la primera que lleva la noticia de la tumba vacía y anuncia el misterio de la Resurrección, afirmó.

 

Los cristianos como María Magdalena tenemos que ser portadores de buenas noticias, llevar una buena noticia de vida, amor y alegría a la gente que nos rodea, pero no solamente de palabra o movimientos católicos, sino también ser portadores de buena noticia por nuestro modo de vivir, insistió.

 

La misión de los cristianos en nuestros tiempos es: pasar como Jesús haciendo el bien en todos los aspectos de vida y que la alegría del Señor Resucitado nos anime y para ello, al iniciar la Eucaristía este Domingo al igual que durante la celebración de la Pascua, se ha bendecido la pila bautismal y se renovaron las promesas de los bautizados

 

El Señor Jesús, triunfador del pecado y de la muerte, nos toma de la mano para entrar en la plenitud de la vida por su resurrección. No olvidar que estamos llamados a la vida y a la felicidad, busquemos los bienes del Cielo, pero sin olvidar las realidades o bienes de este mundo, explicó Monseñor.

 

“Buscar los bienes de arriba, hermanos, no es desentendernos de los bienes terrenales, sino darles es lugar justo porque el Señor resucitado restaura todas las cosas,  la Resurrección no es algo que sólo tenga que ver con Él, sino toda la humanidad”.

 

Hemos participado y resucitado con Él, buscamos los bienes de arriba donde está Cristo sentado a la derecha de Dios.

 

Cristo resucitado transforma todas las cosas y tratamos de transformar en Cristo las realidades donde nos encontramos, de tal manera que los que hemos resucitado con el Señor, hemos de buscar los bienes del Cielo; significa dar el valor justo a la vida, la dignidad humana, el respeto a la persona, el valor de la vida desde su concepción hasta su muerte natral, la dignidad de la vida en todas las etapas, vida justa, vivienda justa, relaciones humanas fraternas.

 

Matilde De los Santos Parada

Buena Noticia


 
Ver todas las noticias
Ayúdanos a ayudar Cáritas de Orizaba es una organización sin fines de lucro que persigue permanentemente ayudar a aquellos a quienes más lo necesitan. Tu colaboración nos permite asistir a una gran cantidad de personas que viven en condiciones sumamente difíciles.
Más información
Todos los derechos reservados para la Diócesis de Orizaba